Un día en Toledo, pueblito mágico de la Edad Media.

Toledo, un pueblito mágico que quedó frenado en el tiempo de los caballeros, se encuentra a 70 kilómetros de la capital española. Su casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sin lugar a dudas tiene un encanto que enamora. Además de ofrecer la Ruta del Quijote, para los amantes del Don de La Mancha (por desgracia no pude hacerla porque ya no contaba con tiempo).

IMG_4450

Desde Madrid se puede llegar fácilmente en tren (13€) desde la Estación Central Atocha Renfe y tardas veinte minutos. La otra opción es en autobús, sale más barato (5€) y tarda una hora. En mi caso fui en tren porque quería llegar más rápido, una vez en la Estación de Toledo, al salir debes ir a la derecha y te encontrarás con una parada de buses, casi todos los que pasan por ahí van al centro de la ciudad. 

IMG_5086

Me bajé del autobús pasando la PLAZA ZOCODOVER  (plaza principal del pueblo), la cual está rodeada de tiendas, restaurantes, cafés, etc. Antiguo lugar de duelos, actos de fe y ejecuciones, hoy un lugar de encuentro por ser el corazón de la ciudad. Por otra parte,  allí también puedes encontrar los puestos de los buses turísticos y del trencito (5€) que recorre todo el pueblo. Iba a tomarlo porque pensé que era una buena idea para tener un pantallazo general, sin embargo, uno de los trenes estaba roto y ya no vendían más tickets para la hora en la que yo había ido.

Pasando la plaza principal, puedes divisar el ALCÁZAR DE TOLEDO (museo del ejército, 6€), al que no entré, sin embargo dicen que tienes una gran vista desde la Biblioteca Regional que está adentro (si la encuentras abierta). Para tener en cuenta, los domingos por la mañana puedes entrar gratis.

IMG_5014

Luego me topé con la CATEDRAL PRIMADA DE TOLEDO, aclaro que tiene dos entradas, por una de las puertas puedes ver una parte de adentro sin tener que pagar, sin embargo, recomiendo entrar porque realmente vale cada céntimo. Hay que tener en cuenta que el ticket lo debes comprar en la oficina que está al frente de la Puerta Liana (en la calle Cardenal Cisneros), este cuesta 12.50€ con audioguía incluída. Repito, vale cada céntimo, al entrar me quedé con la boca abierta y en mi ranking personal (al terminar mi viaje haré uno) esta Catedral ocupa el lugar número 1 de las que he visto hasta el momento. Allí quizá te pases un par de horas porque es inmensa, grandiosa y porque cada detalle te cautiva. En su interior cuenta con varias Capillas, el Coro, la Sacristía, la Custodia de Oro, etc. Sinceramente tomé tantas fotografías que es imposible subirlas a todas, creo que tendrás que ir a verla con tus propios ojos.

Al finalizar mi visita por tremenda belleza, decidí caminar un poco y perderme por las callecitas y pasajes toledanos. Llegando la hora del almuerzo, fui a GINOS, un restaurante italiano (porque necesitaba cargar batería de mi celular). Allí puedes comer por 13€ (entrada, plato principal, bebida y postre) sino también un sandwich  de jamón crudo en la calle, cuesta alrededor de 3.50€.

Panza llena, corazón contento, así comencé con mi caminata nuevamente. Fui primero a ver (por fuera) al MONASTERIO DE SAN JUAN DE LOS REYES, luego al MIRADOR SANTA ANA, está un poco más arriba del monasterio (no es la gran cosa). Sin embargo, sin querer, me encontré con unos caminitos naturales (al costado izquierdo del Puente San Martín) a los que decidí meterme y ver dónde me llevaban. Allí bajando y bajando, terminé frente a la montaña de las palomas (la llamé yo), porque a orillas del lago había una gran montaña minada de palomas que descansaban en la sombra. Me relajé un rato sentada en una roca a orillas del lago y luego regresé arriba.

IMG_4765

IMG_4801IMG_4824

Al costado derecho del PUENTE SAN MARTIN, por la bajada que lleva el mismo nombre, se encuentra el puesto de TIROLESA, “Fly Toledo“. La tirada no es muy extensa ya que solo atraviesa el puente de una punta a la otra, sin embargo, si te gusta es una buena idea. Cuesta 10€ la tirada y 3€ la foto si deseas, en mi caso pedí que me sacaran la foto pero que quería verla primero antes de decidir si la compraba. El camarógrafo que estaba al otro extremo del puente se olvidó de mostrarme la foto al final (la verdad que yo también me olvidé de decirle), así que me dieron una tirada de yapa (sin cobrarme) solamente para que pueda ver la foto y decidir. Aclaro que terminé comprando la fotografía de la segunda tirada. 

IMG_4845IMG_7888

Después de esta pequeña aventura, pregunté a los chicos de la tirolesa por un mirador, y me dijeron que debía atravesar el puente y tomar a la izquierda, así que eso hice. Comencé a caminar, al principio pensé que estaba perdida porque el trayecto es largo, sin embargo decidí rodear el pueblo (fue una excelente idea). La caminata hasta el MIRADOR DEL VALLE es un poco extensa, así que recomiendo ropa y zapatillas cómodas además de llevar agua. Tardé creo que un poco más de media hora, pero vale la pena, las vistas que tendrás en el camino y desde el mirador son inigualables. Una vez arriba, hice una parada en un barcito, KIOSCO BASE, allí me tomé un smoothie (6€ sino una cerveza 4.50€), me relajé, leí un libro y admiré tremenda belleza. Ya recuperada y con energía nuevamente emprendí la vuelta, pero lo hice por el otro puente que está del otro lado de la ciudad. Es decir que rodeé el pueblo caminando, a mi vuelta comenzó a bajar el sol, así que las vistas fueron aún más bellas (me harté de tomar fotos). El regreso me tomó otros cuarenta minutos (o más, la verdad que no controlé con exactitud) a paso tranquilo. Sin lugar a dudas recomiendo este paseo si te gusta caminar (sino puedes ir en auto, o el bus y el trencito turístico también suben hasta allí) porque puedes admirar la ciudad desde arriba y desde todos sus ángulos.

IMG_4952

IMG_5011.jpg

IMG_4925

Al finalizar mi larga caminata, emprendí mi regreso a Madrid completamente feliz con mi paseo y con ganas de más, ya que al pegar la vuelta en autobús (porque perdí el último tren que sale a las 21:30hs) vi desde la ruta la ciudad iluminada. Creo que pasar una noche y disfrutar de su belleza nocturna también hubiera sido un buen plan. 

IMG_5089

 

París lo recorres en 2 o 3 días ¿Mito o realidad?

¿Es posible recorrer París solamente en dos o tres días? Muchos a quienes les consulté antes de viajar a la ciudad me habían dicho que sí era posible, sin embargo (según mi opinión) París es una gran ciudad con hermosos lugares por donde perderse paseando y en cada rinconcito te sorprende, por lo cual con dos o tres días te puedes llegar a quedar corto. Así que lo mejor que me pudo haber sucedido fue tener que cambiar mis planes a último momento y haber decidido quedarme en la ciudad una semana, porque así pude disfrutar de paseos, de picnics, de perderme por sus calles, de explorar las atracciones de manera calmada y no estar corriendo de un lado a otro. Ahora bien, si obviamente no tienes más que un par de días para estar en la ciudad, te digo que igualmente vale la pena que vayas. Sin duda, tendrás que correr un poco para poder conocer lo más posible, pero lo vale.

En mi caso, llegué un jueves al medio día y hasta que me trasladé desde el aeropuerto a mi hostel, preferí no hacer atracciones turísticas ese día sino más bien ir a un parque con un amigo a comer un kebap, charlar y descansar del largo vuelo.

Día 1:

Entonces mi primer día (completo) en París comencé yendo al Free tour de Sandema’s (es “a la gorra“, es decir, que hay que dejarle propina al guía) para el cual debes reservar tu lugar por internet (http://www.neweuropetours.eu/Paris/en/home?date=25/05/2017&tour=573), seleccionar el idioma en el que quieres el tour y llevar impresa la reserva o mostrarla desde el celular . El punto de encuentro es  la Plaza San Michell (llegas ahí con el metro número 4 línea de color violeta y la parada en St. Michell). Allí hay una chica con una sombrilla roja para que puedas identificarlos. Con ellos recibirás un pantallazo general de algunas atracciones como Notre Dame, Museo Louvre, el Puente Nuevo donde ahora están los candados, etc etc, el paseo es caminando mientras te van contando un poco la historia de cada sitio. Luego del tour (en mi caso terminó en el Museo Louvre) fuimos todos juntos con el guía a un lugar para almorzar donde te hacen descuento con el ticket de Sandeman’s (13 euros por una ensalada, plato fuerte, postre y bebida). Después del almuerzo, comencé a caminar por los Jardines de las Tullerias, por los Campos Eliseos  hasta el Arco del Triunfo y desde allí ya puedes ver la Torre, así que si comienzas a caminar a la izquierda del Arco te toparás inevitablemente con ella. Queda de más decir que me quedé sin palabras al verla, fue mucho más de lo que yo podría haber imaginado alguna vez. Me tomé muchísimas fotos desde todos los ángulos, luego fuimos con mi amiga a los Campos de Marte que están detrás de la Torre, donde todo el mundo está haciendo picnics o solamente están tirados observando tremenda majestuosidad. Allí decidimos quedarnos un rato (está claro que no hacía falta mucho más) hasta que comenzó a llover un poco así que nos fuimos a sentar en un café “mirando la vida como los parisinos“ (en los cafés todos se sientan mirando hacia la calle, no enfrentados) y nos relajamos comiendo un croissant y tomando un chocolate hasta que cayó la noche y decidimos regresar a ver la Torre iluminada con todo su esplendor ¿¡Qué decir de esto!? wow, me quedé sin aliento de nuevo (otra vez miles de fotos).

 

IMG_1153

Día 2:

El segundo día decidí ir por la mañana a Montmartre (el metro es el número 2 línea color azul y la parada es Anvers), fui primero a la Basílica Sacro Cuore que queda en la colina, bellísima por fuera y por dentro, la entrada fue bastante rápida y es gratuita. Luego me deleité caminando por las callecitas del barrio, el cual está lleno de arte en cada rincón. Es uno de los barrios más bellos que conservan ese ambiente parisino bohemio de las películas (en mi humilde opinión). También fui hasta Moulin Rouge y al café de Amelie que está atrás del Moulin Rouge. Por otra parte, al que le interesa, también hay un cementerio donde están enterrados personalidades muy famosas, al que yo no fui ya que no me gusta visitar cementerios de manera turística (una cuestión personal). Luego me senté en una tienda de crepes metida en una de las callecitas, donde me comí un rico crepe con caramelo y me relajé un rato. Ya bien entrada la tarde, decidí tomar el metro e ir al Puente Alexandre y a Les Invalides, el Museo de la Armada (el metro puede ser el 8 color lila o el 13 color celeste y la parada es Invalides), al cual no entré solo lo vi por fuera porque ese día estaba un poco cansada.

 

IMG_1447

Día 3:

Decidí hacer la excursión al Palacio de Versalles con Sandema’s que me costó €33 (incluye traslado y entrada a los jardines, no al museo, si deseas entrar a este vale €18 aparte). El tour sale desde la Plaza San Michell a las 9hs de la mañana, fuimos en tren hasta Versalles que es la última parada y de allí hicimos un recorrido por los jardines. Para que tengas en cuenta, las fuentes están encendidas solamente los fines de semana, además de que no están prendidas todo el día, así que  averigua bien antes de ir (es lo que le da el toque de encanto a los jardines por supuesto). El día que yo fui, domingo, las fuentes estuvieron prendidas de 11am a 12pm (solamente 1h, así que el recorrido fue rápido al principio para poder ver un par de fuentes prendidas) y luego a la tarde de 3:30pm a 5pm (no me quedé para verlas, ya que solo estuve hasta las 3pm más o menos y luego regresé a Paris). Los jardines son inmensos, te lleva como mínimo medio día entre el viaje y el paseo, en mi caso el tour terminó a las 2pm y nos quedamos con una amiga una hora más para tomar algunas fotos y relajarnos después de la caminata intensa. No quisimos entrar al Palacio (museo) porque la fila era interminable bajo el sol con 30°C y había leído que el interior en sí es parecido a varios Palacios de Europa y que en Madrid sale 11€ entrar y no hay que esperar tanto tiempo en la fila (lo cual es cierto, estuve ahora en Madrid y visité el Palacio Real -ya escribiré otro post sobre esta visita-).

IMG_1584

Una vez que regresamos a Paris, decidimos ir a Notre Dame para entrar ya que en el tour gratuito solo la vimos desde afuera. Además aprovechamos que en el espacio del frente de la iglesia estaba la carpa de la “Feria del Pan“, así que nos compramos una baguete con queso y luego sí fuimos a hacer la fila para entrar. Vale la pena destacar que la entrada a la iglesia es gratuita, solo se paga para subir a la  cima (si quieres) y esa fila es por el costado izquierdo de la iglesia.

IMG_1639

Luego de eso decidimos con mi amiga relajarnos un poco en un pequeño parquecito que está al lado del Puente Nuevo (donde ahora están los candados, pero no es el original, ya que a este le sacaron los candados y le pusieron acrílicos para evitar que se viniera abajo por el peso), allí nos tiramos en el pastito, nos quitamos las zapatillas y descansamos nuestros pies un poco. Después emprendimos la caminata por el Sena hasta llegar a la Torre Eiffel, un buen trecho, pero te aseguro que ni te das cuenta de la distancia. Una vez que llegamos a la Torre nos dirigimos a tomarnos el bote para el paseo por el Sena, el ticket se lo compramos a Sandema’s también y nos costó €18 por persona. La hora perfecta para tomarlo es más o menos 20:30 o 21hs porque al salir todavía es de día, así que se puede tomar fotos de la Torre y de varios lugares a la tardecita y también al caer el sol. Cuando el bote dio la vuelta para regresar ya era de noche y la Torre estaba encendida, además a las 22hs se prenden las luces intermitentes de la Torre, así que nuestro bote justo se encontraba enfrente en este momento ¡increíble!. Sin duda un paseo que valió la pena y lo hicimos en el horario perfecto.

IMG_1762

IMG_1886

Día 4:

Fui a Trocadero (metro 9 o 6, línea de color verde ambas y la parada es Trocadero), sin duda es el lugar con las mejores vistas de la Torre, perfecto para sacar fotos espectaculares para el recuerdo. Allí estuve un buen rato tomando fotos de arriba, de abajo, desde los jardines, de todos los ángulos posibles. Luego de allí decidí subir la Torre con una española (que conocí en Trocadero porque ambas estábamos solas tomándonos fotos), para esto eran cerca de las 2pm (día lunes), ninguna de las dos teníamos tickets previamente comprados, así que nos pusimos a hacer la cola (la cual avanzó más rápido de lo que pensaba). El ticket hasta la cima costó 18€. Las vistas desde arriba son increíbles, en mi caso decidí ir a la tarde y no a la tardecita (así que no pude ver el atardecer desde la cima) porque más tarde tenía que trabajar un poco.

IMG_2300

IMG_2203

Día 5:

Me levanté temprano y fui a Las Catacumbas (metro 4 y 6, parada Denfert-Rochereau), llegué allí más o menos como a las 9:30hs y la fila ya daba la vuelta y llegaba a la otra esquina. Tengo que decirte que si puedes comprar los tickets por internet, mucho mejor, ya que la fila me tomó dos horas. El ticket sale 12€ o 15€ con audioguía. Cabe destacar que de los 300 km de túneles que tiene, solo se puede visitar una parte.

IMG_2323

IMG_2317

Luego de la visita a las Catacumbas fuimos con un amigo a hacer picnic en los Jardines de Luxemburgo, allí caminamos un poco primero y nos tiramos a relajarnos y comer en uno de los parques. Después mi amigo se fue para otro lado y yo decidí ir a El Panteón (no entré) y a caminar y perderme por las callecitas parisinas que me encantaron.

IMG_2332


Día 6:

Este día volví de estar una semana en Budapest, llegué a París pasado el medio día así que hasta que me tomé el bus desde el aeropuerto de Beauveas y el metro ya se había hecho un poco tarde, por lo que solamente opté por ir a la tarde de paseo por las Galerías de Lafayette y caminar por la zona, pasar por la Iglesia Trinidad y seguir caminando y caminando (sin duda es lo mejor que puedes hacer en París).

IMG_1446

Día 7:

Comencé el día yendo temprano al Museo Louvre en el que pasé medio día más o menos (entre la fila para entrar, comprar el ticket y el recorrido). El museo como ya todos deben saber es inmenso, así que es imposible recorrerlo todo, mínimo hay que dedicarle medio día. No soy de las personas que se pasarían un día completo adentro de un museo, ya que considero que llega un momento en el que ya no puedes mantener la atención y te cansas de estar adentro.

IMG_0881

IMG_3328

Luego del museo, fui a hacer picnic con un amigo a los Jardines de las Tullerias (que están enfrente), nos relajamos ahí un buen rato para luego empezar a caminar hacia el barrio Le Mars donde fuimos por macarrones en una de las más famosas tiendas de macarrones y chocolates “Pierre Herme“, luego pasamos por el “Yellow corner“ y básicamente caminamos y caminamos mucho ya que era mi último día en la ciudad.

IMG_3353

IMG_3355

Este fue mi itinerario de mis días en París, definitivamente creo que es una ciudad a la que uno le debería dedicar al menos una semana para no estar corriendo de un lado a otro como un loco, sin embargo, si tienes una agenda ajustada y solamente puedes ir un par de días…sin duda es una ciudad que debes visitar porque no te arrepentirás. 

IMG_3381